Olas.

IMG-20170502-WA0001

Fotografía. Laura

 

Las últimas semanas habían sido una auténtica locura, el trabajo había sido intenso, las cosas no habían ido como yo esperaba, y los últimos días, no había parado ni para comer, al llegar a casa solo me apetecía un baño y la cama, una cama que llevaba varios días vacía de caricias,lo que hacía que me deprimiera más, ya sé que cuando me estreso tengo mal carácter, no puedo evitarlo, así que las personas que me conocen, intentan alejarse, dejándome con mis cosas, Montse solo dejaba unos cuantos whatsapp, mi hermana hacía lo mismo, pero a mí realmente los que me merecía la pena leer, eran los suyos, cargados de ese erotismo escondido en cada una de sus letras, de caricias, de humedades, de cuerpos y deseos, pero últimamente con un toque de reproche, por no dedicarle más tiempo, por no implicarme más en un imposible.


Desde mi ventana veo el mar, con ese color gris ceniza, la línea del horizonte, tan delgada, que me hace perderme en su inmensidad, estoy desnuda y sola, después de un relajante baño, me apetecía sentirme libre, me apetecía su presencia, compartir la inmensidad de un deseo, del mío, quería gritar su nombre al mar,que contemplara el contoneo de mi cuerpo entre sus manos, el placer saliendo por cada poro de mi piel, que se fundiera dentro de mí, besar su último aliento y todo bajo la atenta mirada de un mar celoso de no romper sus olas en mi cuerpo, y yo deseosa de ser espuma en su ola.

Laura

Perdiéndome entre el agua.

Marilyn Monroe under water, 1950s

Fotografía ©Andre de Dienes.

Cuántos mares hacen falta

para navegar por el deseo

de tus pupilas

cuántos silencios se amontonan

como granos de arena

que caen de un reloj

en una playa

desierta de tú mirada

cuántas lunas tiene mi cuerpo

esperando

para ser contadas

con la vives

de tus manos

qué soles se estrellan

en los deseos en llamas

de una memoria apagada

en cuántas bocas lameras

la sal de mi cuerpo

y no encontrar consuelo

volverás a la profundidad

buceando entre la lujuria

encontrándome de nuevo

como un amante marinero

navegando

en el mar de mis deseos

perdiéndonos una y otra vez

en la solitaria orilla

del silencio.

Laura.

Beber de tu boca.

27400698936_7c4ffbaf21_o

Pintura de ©Gérard Daran

Tu boca infinita

mordida

por el pellizco de mis labios

el sabor de la sangre

que alimenta un silencioso

ensordecedor

viento cálido

que seca la humedad escrita

en mi piel

y tu voz grave

y sentida

hace enmudecer las tarde

de solitarias palabras

y se equivocan las horas

al mostrar desparramados los deseos

y diviso tu alma

y allá a lo lejos

el eco de tu música

y siento

y tiemblo

y me cobijo

en el fuego

en tus entrañas

en el silencio

desmedido de mi garganta

y cae la sangre

y bebo

de tus labios

emborrachándome

de tu lujuria.

Laura.

Noche de fuego.

12243518_10208277315514146_8475941687195289598_n

Fotografía. Brooke Shaden

 

 

Esta noche

de fiesta de fuego

de manto de sueños

de cuerpos

que arden entre las llamas

de notas musicales

que se enredan entre las retinas

ojos que esperan la humedad azul

gemidos de vida

caricias desparramadas entre la arena

vino en la comisura de los labios

que espera para ser bebido

de aullidos hondos

deseosos

devoran gemidos

primitivos sentidos

que arden entre las  almas

lujuria en el ambiente

noche mágica

sentir

sentir y participar

y dejarse llevar

y dejarnos llevar

hasta que los cuerpos

no puedan más

y el cansancio nos lleve

a un profundo sueño

para volvernos amar

para volvernos a encontrar

en esta noche mágica

de fuego

de lujuria

de amantes.

Laura

 

La meva ciutat.

wp-1497296753888.

Fotografía Laura

 

Música

arte

poesía

la conexión de una tarde

en un espacio terrenal

una parte de mis momentos

recreando tu presencia

junio bajo el agua

cerca de ti.

Laura.

 

wp-1497297268368.

Cadencia.

FB_IMG_1497278252857

Pintura de Karel Balcar

 

Se agolpan

tus manos sobre mi cuerpo

en una cadencia lujuriosa

haciendo música

del deseo

me dices algo al oído

mientras mi piel percibe

la urgencia de tu voz

y en un grito ahogado

te nombro

entre los quejidos de placer

cerraré los ojos

mientras tú

te hundes en  mi pecho

dejando que nuestras almas

sigan gozando.

Laura.

Suma = Deseo

6255458911_1645c73416_o

Fotografía. Tomohide Ikeya©

 

El espacio

que hay entre nuestros cuerpos

es la suma de nuestros deseos

 

Cuerpos enredados

expuestos a los gritos

del silencio

 

La lujuria

que tiñe el entorno

que nos rodea

 

Dos sombras

que se ahogan

en el mar de la palabra

 

Puertas

que acceden al laberinto

entregado de la noche

 

El suspiro audible

de de las lenguas enredadas

 

Elevar las alas

entre el azul del cielo

y recoger las almas

 

Resultado

rompernos en mil pedazos

para resucitar

en un solo ser

 

Entre mi espacio

tu espacio

y nuestros deseos.

Laura.